HUMANA, NACION TRANS

Humana, Nación Trans es un proyecto ciudadano que busca la dignificación de la Persona Transexual, Transgenérica y Travesti, su inclusión a la sociedad y la obtención de los derechos humanos, sociales, económicos y culturales igual que sucede con el resto de la población. Humana, Nación Trans fue fundada por las escritoras Hazel Gloria Davenport, Silvia Jimenez, Glenda Fradde y por las artistas Roshell, Mariela Tourlay y Joana Elizabeth Garcia.

Friday, July 21, 2006

PRESENTACION DE PROYECTO DE LEY DE IDENTIDAD DE GENERO




El pasado Jueves 20 de Julio fue presentada ante la comunidad Transexual, Transgenerica y Travesti de México el Proyecto de Ley Federal de Identidad de Género en la Cámara de Diputados.
En el evento participaron la politóloga Irina Echeverría, la Presidenta de Transgénero Hidalgo Karen Quintero, las escritoras Hazel Gloria Davenport y Silvia Jimenez, y la actriz Roshell, quienes señalaron la necesidad de que la Ley Federal de Identidad, propuesta por el diputado Inti Muñoz, de la Fracción Parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática (PRD) sea analizada, enriquecida y aprobada para dar legalidad y seguridad médica a la población trans. mexicana.
Por su parte, el Director General del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/SIDA, Jorge Saavedra, quién hizo la primer contratación de una mujer transexual dentro del gobierno federal, indicó que el CENSIDA buscó con este hecho dirigir un mensaje tanto al gobierno como a la sociedad civil de la necesidad de valorar las capacidades de las personas trans e incorporarlas al sector productivo, asi como lamentó el hecho de la falta de acceso a la identidad oficial para mujeres y hombres transgénero y transexuales.
Asimismo, el Diputado Federal Inti Muñoz, impulsor del Proyecto de Ley Federal de Identidad de Género, señaló la importancia de este proyecto ante la vulnerabilización que enfrentan mujeres y hombres transexuales y transgenéro en México, misma que no les permite tener acceso a un nombre y a oportunidades laborales y de salud entre otras.
El legislador señaló que este proyecto pone a México a un nivel similar al de naciones europeas como Inglaterra y España donde se aplican o estudian proyectos de ley para oficializar la situación de personas Trans y manifestó la necesidad de que la sociedad civil conozca el proyecto, lo enriquezca y le dé continuidad la legislatura entrante.

PROYECTO DE LEY DE IDENTIDAD DE GENERO





PROYECTO QUE REFORMA EL ARTÍCULO 4o. DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS Y DIVERSAS DISPOSICIONES DEL CÓDIGO CIVIL FEDERAL, Y CREA LA LEY FEDERAL DE IDENTIDAD DE GÉNERO, A CARGO DEL DIPUTADO INTI MUÑOZ SANTINI, DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PRD

El suscrito, diputado Inti Muñoz Santini, integrante del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática a la LIX Legislatura, con fundamento en la fracción II del artículo 71 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y en la fracción I del artículo 55 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, somete a la consideración del Pleno la siguiente iniciativa con proyecto de decreto que reforma el segundo párrafo del artículo 4o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; diversas disposiciones del Código Civil Federal y crea la Ley Federal de Identidad de Género, al tenor de la siguiente
Exposición de Motivos
La sexualidad forma parte integral de la personalidad de los seres humanos, su libre ejercicio resulta básico para el bienestar personal y social de los individuos. Uno de los caminos hacia la construcción de una sociedad democrática parte del reconocimiento y la aceptación de que las personas tienen diversas maneras de relacionarse afectiva y sexualmente.
La diversidad sexual en los seres humanos, desde sus dimensiones biológicas, psicológicas y sociales, incorpora aspectos relacionados con las diferentes sexualidades e identidades de género: el travestismo, el transgénero, la transexualidad, la sexualidad de personas con alguna discapacidad, las personas con múltiples parejas, múltiples prácticas sexuales, el trabajo sexual; -las posibilidades son tan amplias- de ahí la necesidad de su garantía, con la finalidad del respeto a cada una de estas manifestaciones y la condena a toda forma de violencia, intolerancia o abuso.
Es cierto que la comunidad internacional ha reconocido la existencia de derechos vinculados con el ejercicio de la sexualidad y la reproducción de los seres humanos, sin embargo, este reconocimiento continúa siendo limitado. La libertad sexual abarca la posibilidad de la plena expresión del potencial sexual de los individuos, sin embargo esta garantía debe ser excluyente de toda forma de coerción, explotación y abuso en cualquier tiempo y situación de vida.
A pesar de que nuestra Constitución contiene y garantiza valiosos derechos fundamentales, comete la omisión de dejar fuera de éstos a la libertad y la identidad sexual, lo cual ha permitido que en nuestra legislación secundaria así como en la interpretación de los órganos jurisdiccionales se le desconozca como un derecho esencial del ser humano.
Resulta necesario por tanto, que la garantía a la libertad sexual y de la identidad sexual, dejen de flotar en las lagunas de la interpretación y reconocerse como una garantía constitucional, lo que conllevaría a evitar que se siga violentando la integridad de la persona, al considerarla indigna de decidir sobre su propio cuerpo. Asimismo, el alcance de reconocer ambas garantías permitiría proteger a minorías, a las cuales el ejercicio de su sexualidad les acarrea discriminación, no sólo desde el punto de vista social sino también legislativo, ya que al no existir una tutela mínima en nuestro texto fundamental de esta libertad, la ley secundaria en el mejor de los casos es omisa, cuando no francamente persecutora.
La iniciativa que diputados del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática ponemos a la consideración de esta soberanía, pretende garantizar constitucional y legalmente el derecho humano de todo individuo a ser identificado y tratado reconociendo su identidad o expresión de género, sea cual sea su sexo biológico.
La discriminación de la cual actualmente es (son) víctima los colectivo transexual, transgénero y homosexual proviene de la llamada "construcción social del sexo" la cual históricamente ha justificado la limitación de los derechos tanto de las mujeres en tanto que género, como la de aquellos hombres y mujeres que no se integraban en el modelo androcéntrico de sujeto de los derechos fundamentales de primera generación, es decir: varón, blanco, heterosexual, libre y propietario.1
Con la evolución de las ciencias han venido apareciendo fenómenos novedosos, conceptos como la clonación, las técnicas de reproducción asistida, maternidad subrogada, transexualidad, entre otros, siendo éste último un fenómeno poco conocido en la sociedad mexicana, sin embargo, en los Estados modernos existe una creciente aceptación jurídico-social donde encontramos una regulación al respecto: Noruega, Austria, Dinamarca, Grecia, Portugal, Polonia, Luxemburgo, Francia, Suiza, Bélgica, Líbano, Argentina, Suecia, Italia, Holanda, Australia, Estados Unidos, Turquía, Reino Unido, Suiza, Sudáfrica, Panamá, Israel y Alemania han venido adecuando sus legislaciones en torno a esta problemática.
A partir de 1977 en una resolución adoptada en la XXIX Asamblea Mundial de la Salud, la Organización Mundial de la Salud incluyó el síndrome transexual o de transexualidad dentro del Manual de clasificación de estadística internacional de enfermedades, traumatismos y causas de decesos. Actualmente, el transexualismo es considerado como un desorden de identidad genérica, o sea, este fenómeno se presenta cuando el sujeto, so pena de tener una composición anatómica y cromosómica idónea, aparece, posteriormente, su verdadera identidad sexual en virtud de un sentido de pertenencia al sexo contrario.2
Para los promoventes, el derecho no puede eludir los problemas de las personas que, por medio de una operación quirúrgica o tratamientos hormonales, adoptan una anatomía que modifica su naturaleza en virtud de un sentido de pertenencia al sexo contrario. Nuestros ordenamientos jurídicos deben reconocer al transexual el derecho a la identidad genérica y por ende, en un primer lugar, ver rectificada su acta de nacimiento para que en ella conste el nuevo sexo y, segundo, el reconocimiento pleno de sus derechos y sus efectos jurídicos.
Una reforma de esta magnitud, pondría a México en los hechos a los estándares más altos de respeto y protección de los derechos humanos internacionalmente reconocidos, que en este nivel la Corte Europea de los Derechos Humanos con sus resoluciones se ha puesto a la vanguardia de los derechos fundamentales.
Por lo antes expuesto, someto a la consideración de ésta soberanía y en su caso aprobación, la siguiente iniciativa con
Proyecto de decreto que reforma el segundo párrafo del artículo 4o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; diversas disposiciones del Código Civil Federal y crea la Ley Federal de Identidad de Género.
Artículo Primero. Se reforma el segundo párrafo del artículo 4o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para quedar como sigue:
Artículo 4o. ....
Toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y espaciamiento de sus hijos. A nadie podrá coartársele el derecho de ejercer su libertad e identidad sexual, siempre y cuando al hacerlo no provoque un delito, o afecte derechos de terceros. Nadie podrá ser obligado a la realización de práctica sexual alguna, sin su pleno consentimiento.
.....
....
....
....
....
.....
Artículo Segundo. Se reforman el artículo 35, el artículo 98 en su fracción VI, el artículo 131 y se adiciona una fracción V al artículo 136 del Código Civil Federal, para quedar en los siguientes términos:
Artículo 35.- En el Distrito Federal, estará a cargo de los jueces del Registro Civil autorizar los actos del estado civil y extender las actas relativas a nacimiento, reconocimiento de hijos, adopción, matrimonio, divorcio administrativo y muerte de los mexicanos y extranjeros residentes en los perímetros de las Delegaciones del Distrito Federal, así como inscribir las ejecutorias que declaren la ausencia, la presunción de muerte, el divorcio judicial, la tutela o que se ha pérdido o limitado la capacidad legal para administrar bienes y las de rectificación registral de sexo.
Artículo 98.- Al escrito a que se refiere el artículo anterior, se acompañará:
I. a V. ...
VI. Copia del acta de defunción del cónyuge fallecido si alguno de los contrayentes es viudo, o de la parte resolutiva de la sentencia de divorcio, de nulidad de matrimonio en caso de que alguno de los pretendientes hubiere sido casado anteriormente o de rectificación registral de sexo.
VII. ...
Artículo 131. Las autoridades judiciales que declaren la ausencia, la presunción de muerte, la tutela, el divorcio, que se ha perdido o limitado la capacidad para administrar bienes o las de rectificación registral de sexo, dentro del término de ocho días remitirán al juez del Registro Civil correspondiente, copia certificada de la ejecutoria respectiva.
Artículo 136.- Pueden pedir la rectificación de un acta del estado civil:
I. a IV. ...
V. Las personas a que hace referencia la Ley Federal de Identidad de Sexo.
Artículo Tercero. Se crea la Ley Federal de Identidad de Género, para quedar como sigue:
Artículo 1. Las disposiciones de esta ley son de orden público e interés social. El objeto de la misma es garantizar a toda persona, el derecho humano básico a adaptar irreversiblemente su anatomía a la identidad sexual que siente y vive, así como a rectificar la mención registral de su sexo.
Artículo 2. Las personas tienen el derecho humano básico a ser identificadas y tratadas reconociendo su identidad o expresión de género, sea cual sea su sexo biológico.
Artículo 3. Corresponde al Estado promover las condiciones para que la libertad y la identidad sexual sean reales y efectivas. Los poderes públicos federales deberán eliminar aquellos obstáculos que limiten en los hechos su ejercicio e impidan el pleno desarrollo de las personas, así como su efectiva participación en la vida política, económica, cultural y social del país, y promoverán la participación de las autoridades de los demás órdenes de gobierno y de los particulares en la eliminación de dichos obstáculos.
Artículo 4. Para los efectos de esta ley se entiende por persona transexual a toda persona que haya modificado su sexo, a través de intervención quirúrgica o tratamientos hormonales, a fin de adaptarlos a sus caracteres físicos.
Artículo 5. La Persona transexual tiene derecho a adaptar irreversiblemente su anatomía a la identidad sexual que siente y vive. Toda persona que haya modificado su sexo hormonal o quirurgicamente, podrá solicitar la rectificación de la mención registral de su nombre y de su sexo.
El juez de lo civil del domicilio del transexual es el competente para conocer de la demanda de rectificación registral de sexo.
Artículo 6. La autorización judicial para la rectificación registral de sexo podrá ser solicitada por el transexual, mayor de edad o menor emancipado. Excepcionalmente, por causa grave, quien ostente la representación legal del menor podrá solicitarla en su nombre siempre y que éste otorgue su consentimiento.
Artículo 7. La rectificación registral de sexo se otorgará por sentencia judicial, una vez que el demandante demuestre:
I. Que ha sido diagnosticado médicamente como transexual;
II. Que ha logrado, tras el tratamiento médico autorizado, una apariencia anatómico-genital externa lo más próxima posible al sexo reclamado, estar bajo un tratamiento hormonal o médico para la modificación genital. O su inserción social con el género reclamado.
Excepcionalmente, por razones justificadas de edad, económicas, de riesgo para la salud u otros motivos graves, podrá ser concedido el cambio registral de sexo sin que el tratamiento médico se haya completado con la cirugía ( transexual) de reasignación genital;
III. No estar ligado por vinculo matrimonial alguno; y
IV: Acompañar en el escrito de demanda la solicitud expresa para que le sea impuesto un nuevo nombre acorde al sexo que reclama.
Artículo 8. La persona transexual no sometido a un tratamiento médico irreversible, podrá presentar demanda judicial solicitando sólo la rectificación registral del nombre para concordarlo con el sexo que siente y vive, siempre que cumpla con los requisitos señalados en artículo anterior. En este caso, la mención registral de sexo no sufrirá variación.
El cambio de nombre quedará automáticamente sin efecto, si posteriormente a la sentencia que lo decreta:
I. El afectado solicita recuperar su anterior identidad y nombre;
II. El transexual contrae matrimonio;
III. El afectado tiene un hijo, salvo que se demuestre que la paternidad o maternidad es falsa o existan motivos graves para pensar que el transexual se sigue sintiendo del sexo opuesto;
IV. Si el afectado reconoce a un hijo nacido con posterioridad a la sentencia que autorizó el
cambio de nombre, o le es determinada judicialmente la paternidad o maternidad de un hijo nacido después de los trescientos días siguientes a aquel en que se adoptó esa decisión y ello desde el momento del reconocimiento o la determinación judicial firme de la filiación.
Artículo 9. La sentencia que acuerda el cambio registral de sexo, o en su caso, el de nombre, tendrá efectos constitutivos ex nunc, quedando inalterables todos los derechos, obligaciones y relaciones existentes hasta la fecha de dictarse aquélla.
Artículo 10. Firme la sentencia, el transexual gozará de todos los derechos inherentes a su nuevo sexo legal.
Artículo 11. El Juez comunicará, de oficio, la rectificación registral de sexo y nombre, o sólo el cambio de nombre, al encargado del Registro Civil donde figure la inscripción de nacimiento del transexual para que se modifiquen las menciones registradas correspondientes.
Artículo 12. La rectificación registral de sexo acordada es irreversible.
Artículo Transitorio
Único. El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.
Notas: 1 Eulalia Pascual. Identidad de género y derechos humanos. Ponencia, 3 de abril de 2004. España. 2 Artículo publicado en la revista Pandectas, órgano de información y difusión cultural de la sociedad de alumnos de la Escuela Libre de Derecho, ELD; así como en la revista Opción, Instituto Tecnológico Autónomo de México, revista del alumnado. Número 101, año XX, marzo 2000.
Dado en el salón de sesiones de la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, a los 25 días de mes de abril de 2006.
Dip. Inti Muñoz Santini (rúbrica)

HUMANA, NACION TRANS


HUMANA, NACION TRANS es un proyecto ciudadano que busca el desarrollo de las personas transexuales, transgenericas y travestis, su reconocimiento social y sobre todo su acceso a la ciudadanía junto con otros derechos de los que gozan otras personas que no pertenecen a nuestra población.

El proyecto Humana, Nación Trans fue fundado por las periodistas y escritoras Hazel Gloria Davenport y Silvia Jimenez, y posteriormente se unieron otras mujeres transexuales y transgenéricas como la activista Glenda Fradde, la artista plástica Mariela Tourlay, la actriz Roshell y la guitarrista clásica Joanna Elizabeth García.

En la actualidad, Humana, Nación Trans trabaja con especialistas en Sexología, Leyes, Sociología, Género y otras disciplinas, en un análisis del Proyecto de Iniciativa de Ley Federal de Identidad de Género presentado por el diputado Inti Muñoz Santini, de la fracción del Partido de la Revolución Democrática (PRD).
Asimismo, lleva a cabo otras actividades en busca de los derechos de las personas Trans en los estados de México, Veracruz, Nuevo León y Distrito Federal.

DIRECTIVA.
HAZEL GLORIA DAVENPORT.
PRESIDENTA

SILVIA SUSANA JIMENEZ.
VICEPRESIDENTA, COORDINADORA EN VERACRUZ
COORDINADORA DEL AREA TRANSGENERO.

GLENDA FRADDE.
SECRETARIA Y COORDINADORA EN NUEVO LEON

MARIELA TOURLAY
COORDINADORA EN EL ESTADO DE MEXICO

JOANNA ELIZABETH GARCIA
COORDINADORA DE ASUNTOS CULTURALES